Muchas veces tendemos a pensar que todas las tarjetas de memoria Secure Digital son iguales, basando únicamente nuestra decisión de compra en el precio. Pero, ¿estamos seguros de confiar una grabación única a cualquier soporte? ¿qué parámetros hay que considerar antes de decantarse por una tarjeta? ¿qué relación tiene la capacidad con la velocidad? ….
Hay tres tipos principales de la familia de tarjetas de memoria SD. SD, SD High Capacity (SDHC ™) y SD Extended Capacity (SDXC ™).
Este formato, con diferentes versiones (normal, miniSD y microSD) fue inventado por Panasonic allá por el año 2005 y, a día de hoy, es el formato predominante no sólo en cámaras fotográficas, sino en móviles, PDAs, ordenadores, videoconsolas, etc.
El principal motivo por el que vemos la necesidad de adquirir nuevas tarjetas es, fundamentalmente, por la necesidad de disponer de mayor capacidad de almacenamiento.
Afortunadamente, la tecnología avanza rápidamente y cada vez es más económico adquirir tarjetas SD de mayor capacidad. Con lo que, aunque las necesidades de almacenamiento son cada vez mayores, también lo es la oferta de tamaños, pudiéndose adquirir tarjetas de mayor capacidad a precios “asequibles”.
Si por el año 2005 era una maravilla contar con una tarjeta de 128 MB, hoy poca gente se plantea adquirir tarjetas SD de menos de 8, 16, 32 ó incluso 64 GB. Es decir, en poco más de 5 años, la capacidad de las tarjetas de este formato (y de otros también) se ha multiplicado por varias decenas.
Actualmente las SD tienen un tamaño máximo de 4GB. Las SDHC, cuyo nombre proviene de Secure Digital High Capacity, o SD de alta capacidad, están limitadas artificialmente a 32GB. Las SDXC cuyo nombre son las siglas de Secure Digital eXtended Capacity, o SD de capacidad extendida, pueden alcanzar la nada despreciable cantidad de 2TB. Eso sí, para utilizar tarjetas SDXC se necesita un lector especialmente adaptado, y por ahora las tarjetas y los aparatos que cuentan con estas ranuras no son nada comunes.
Dentro de las marcas, es recomendable usar Kingston, Sandisk o Transcend. SanDisk tiene actualmente 5 gamas principales: SD, SDHC estándar, SDHC Ultra (clase 4, hasta 15MB/s), SDHC Extreme (clase 10, hasta 30MB/s) y SDXC Ultra (clase 4, hasta 15MB/s).
SDXC, nuevo estándar para tarjetas SD
Su nombre es SDXC y permitirán almacenar hasta 2 TB.
Aunque técnicamente las tarjetas SDHC soportan también 2 TB, la asociación definió un límite de 32 GB para ellas. De todos modos, capacidades tan elevadas requieren velocidades de transferencia mucho mayores para hacerlas cómodas de utilizar. Las SDXC funcionarán a 104 MB/s y podrán llegar en un futuro hasta los 300 MB/s
La Velocidad de Acceso
En lo que SD respecta, generalmente la velocidad de las tarjetas se mida por X. 
A modo de referencia, 40X =  6mb/seg, 80X = 12mb/s,  100x = 15mb/s , 133X = 20mb/seg , 
200X = 30mb/seg, 300X = 45mb/seg, 400X = 60mb/seg, 600X = 90mb/seg, 633X = 95mb/seg, 
667X = 100mb/seg
Si bien estas velocidades son interesantes, es importante saber que esta es la tasa de transferencia máxima a la que la tarjeta de memoria podrá llegar, el tema es que no se habla de la mínima. Por esto, surgieron en el mercado hace relativamente poco, un nuevo tipo de tarjeta SD, las SDHC, que garantizan una tasa de transferencia mínima.
Ahora, esto no significa que una SDHC sea más rápida que una SD o viceversa. Existen modelos SD lentos y rápidos y SDHC lentos y rápidos. Las SDHC son más nuevas y hacen uso de la interfaz de manera más optimizada, arrancando en capacidades no menores a 2Gb y pudiendo llegar hasta los 32Gb de capacidad hoy en día.
Estamos de acuerdo, es preferible una tarjeta de 16GB que una de 8GB, pero no a cualquier precio, porque existe un dato que a veces se obvia deliberadamente como es la velocidad de acceso a la tarjeta.
Puede ser muy útil tener un almacén muy grande, pero si la puerta de acceso al mismo es muy pequeña, llenarlo o sacar cosas de él se convertirá en una auténtica tortura. Especialmente si lo que almacenamos en él tiene cada vez un mayor tamaño.
Abandonando el símil del almacén, con tarjetas que no sean lo suficientemente veloces no podrás realizar ráfagas suficientemente rápidas, tardarás más tiempo en visualizar tus fotografías en la cámara (especialmente si tienen una alta calidad) y, en definitiva, perderás tiempo debido a la espera derivada del proceso de escritura o consulta de la información en la tarjeta de memoria.
Recordemos que la clase, se refiere a la velocidad mínima de escritura que te garantiza la tarjeta.
Clase 2: 2 MB/s
Clase 4: 4 MB/s
Clase 6: 6 MB/s
Clase 10: 10 MB/s
Clase 2: Capacidad para grabar video H.264, MPEG-4 y MPEG-2
Clase 4: Capacidad para grabar video MPEG-2 (HDTV) y disparo consecutivo DSC
Clase 6: Disparo consecutivo DSC de Megapixels, Cámaras Profesionales de Video
Clase 10: Grabación de video de Alta Definición (HD), disparo consecutivo de Alta Definición.
La especificación SDXC hace referencia a la capacidad (pueden ser de más de 32Gb) y al sistema de archivos (exFAT). Asociado a esto, tienes el tipo de bus que es el UHS-I Se representa con una “U” con un “1” dentro que lo ves en la 3ª y 4ª tarjeta. No obstante, el bus UHS-I también lo tenemos en muchas SDHC de gama alta y hace referencia a como se comunica la tarjeta con el host. Una tarjeta UHS es más eficiente que una que no lo és cuando el host y la tarjeta son UHS. Si el host no es UHS, se comporta como una SDHC. En un futuro saldrán tarjetas UHS-II que será aún más rápidas.
Capacidad de la tarjeta: 8GB, 16GB, 32GB…
Tipo de tarjeta: SD, SDHC o SDXC
Clase: Class4, Class6, Class10…
Velocidad de lectura: 100x, 133x, 150x, 200x ó 15MB/s, 20MB/s, 30MB/s…
Bus: UHS y clase (si es UHS)
Ejemplos uso
SDHC:
Clase-2 : Uso indicado para dispositivos con procesadores estándar como consolas, navegadores, GPS, cámaras digitales, móviles y PDA´s de gama media. La Clase-2 es compatible si vamos a almacenar MPEG2(DVD), MPEG4(STV), MP3, fotos de resolución media, etc..
Clase-4: Uso indicado para dispositivos rápidos, MPEG2(DVD), H.264(HDV), High Speed DSL-R, telefonía móvil de gama media-alta, etc..
Clase-6: Uso indicado para dispositivos con procesadores ultra rápidos, HDV-Profesional, High Speed DSL-R (cámaras reflex de gama alta) y telefonía móvil (smartphones).
Clase-10: Cámaras reflex y smartphones

Formatos especiales microSD y miniSD
Además, también existen las variantes pequeñas de las tarjetas SD: miniSD y microSD. Una tarjeta miniSD mide 20 × 21,5 × 1,4 mm, es decir, es más o menos la mitad de grande que una tarjeta SD. Las microSD son incluso más pequeñas, con un tamaño de 11 × 15 × 1mm. Tanto las miniSD como las microSD pueden convertirse al formato de las tarjetas SD mediante un adaptador. Las microSD, además, también pueden convertirse al formato miniSD. Su capacidad de almacenamiento está limitada a 32 GB.

Si en la tarcasa de tu tarjeta o pendrive, no te vienen los datos acerca de la velocidad, puedes usar el programa “CristalDiskMark” ….  Has de tener en cuenta que cuando se ejecuta el programa, aparece por defecto la unidad C, donde se tiene instalado Windows (o sea el disco duro). Hay que seleccionar la unidad perteniciente a la SD o Pendrive antes de comenzar el test.

Ejemplo:

Hay que tener en cuenta que la velocidad varía mucho dependiendo de si el pendrive es 3.0 y se utiliza con un puerto 2.0 o el mismo caso en una tarjeta SD